“Riesgo cierto de parálisis” en el servicio de micros urbanos de Necochea y Quequén -

16 August 2018 06:47 PM


A pocos días de realizarse la segunda audiencia pública en la que el venidero martes 21 de agosto se analizará localmente, como único tema convocante, el valor del boleto del transporte urbano de pasajeros en Necochea y Quequén, servicio a cargo de las concesionarias Compañía de Transportes Necochea y Micro Ómnibus Nueva Pompeya, se conocieron los detalles y la redacción de dos documentos que están en manos del Concejo Deliberante local, uno de ellos titulado “tarifas transporte público de pasajeros-solicitud de urgente actualización”, con el acompañamiento de otro denominado “estudios de costos y determinación de tarifas”, los que fueron elaborados por las dos firmas que están conformadas por capitales locales, a través de los cuales reclaman un ajuste en el valor de los boletos.



Mediante las mismas, en calidad de corolario del difícil cuadro de situación que registran a partir del costo que registra el uso de los micros que sustenta buena parte de la operatividad de la prestación, es que remarcan que “queremos expresar nuestra profunda preocupación con respecto al devenir de la actividad. El desfase actual en la ecuación económica del servicio se incrementará en las próximas semanas a la luz de la implementación del acuerdo salarial firmado el 27 de julio de 2018, amén de otros incrementos de costos en los insumos”.



“Esta situación coloca al sistema de transporte en un riesgo cierto de parálisis, no ya por no realizar las inversiones en parque móvil, sino por no poder hacer frente a los compromisos salariales que representan el 55% del costo. Es imperioso para la continuidad del servicio, la rápida recomposición del equilibrio en la ecuación económica del mismo”, remarca el primer texto.



En esa primera y extensa nota se le reclama al poder concedente –Municipalidad de Necochea y el organismo que autoriza los ajustes, en este caso el HCD local- una “urgente recomposición del equilibrio de la ecuación económica de las prestatarias y al efecto presentar, como Anexo I a la presente, el estudio de Costos y determinación de tarifas para el sistema de transporte público urbano de la ciudad”.



Las concesionarias de nuestro medio puntualizan que “el estudio de costos adjunto se basa principalmente en los gastos efectivamente incurridos por las empresas, las cuales tienen como actividad exclusiva el transporte público de pasajeros. En la determinación de cada componente (…) se consideraron principalmente los datos reales surgidos de los últimos Estados Contables Auditados, de facturas de compra recientes, F 931 AFIP, presupuestos de Concesionarias oficiales Mercedes Benz, etc., de los distintos insumos o servicios consumidos. En el rubro laboral, se consideraron las exigencias establecidas en las actas salariales UTA – FATAP – MINISTERIO DE TRANSPORTE del 27 de febrero 2018, modificada por la reciente acta del 27 de julio de 2018 (ésta última establece un incremento sobre los sueldos de marzo, del 25,5%). Sobre la base de la metodología descripta se determinó un costo final de 52,67 pesos (IVA incluido) por Km. recorrido, lo que implica una tarifa de equilibrio de 20,20 pesos”, valor que argumentan debería tener el boleto plano del servicio de micros en nuestro medio.



La profundidad de la preocupación empresaria queda expuesta en otro párrafo en el que se puntualiza lo siguiente: “Ahora bien, el cuadro tarifario actual en Necochea, considerando la participación de los subsidios nacionales y la relación pasajero/kilómetro imperante, implica un reconocimiento de costo del servicio de apenas 39,16 pesos (IVA incluido) por km. recorrido, tornando, a todas luces, insostenible la situación”.



Las firmas recuerdan que “es de público conocimiento que entre las medidas que se estudian para disminuir el déficit fiscal del Estado Nacional está la transferencia de los subsidios al transporte a las provincias, es decir, hacerlas responsables de los aportes que hoy dependen del estado nacional (SISTAU Y CCP)”, acotando en este sentido que “en dicha transferencia de gastos se vieran afectadas las partidas que hoy perciben las empresas del interior de la provincia también deberá la jurisdicción municipal arbitrar medidas urgentes para suplantar el financiamiento que hoy en día proviene del estado nacional”, circunstancia que habilita proyectar la presunta intervención de la comuna de Necochea en aras de poder llegar a subsidiar el costo del boleto de micros, proposición que, dadas las presentes circunstancias, se presentaría probablemente inviable, de acuerdo a iniciales consultas realizadas.



Las firmas que ofrecen el servicio de micros urbanos en nuestras ciudades expresan también en la documental que poseen los ediles una nutrida información sobre el costo por kilómetro recorrido, la incidencia de los subsidios nacionales que van en baja, la tarifa promedio y una resultante que concluye en que “diferencia porcentual entre la tarifa promedio de equilibrio y la vigente con las tarifas actuales determina el porcentaje de aumento en la tarifa, el cual es del 68%. En consecuencia, todo el cuadro tarifario debe incrementarse en un 68%, de manera que el boleto plano que hoy vale 11,99 pesos pasaría a costar 20,20 pesos. Igual procedimiento hay que aplicar a las demás categorías tarifarias (obrero, estudiantes, etc.)”, se resalta.



Como ejemplo de lo que está aconteciendo en municipios sitos en el Sudoeste de la Provincia se hace mención, en primer término, al panorama que se registra en Bahía Blanca, donde del negocio del transporte participa mayoritariamente la comuna de aquel distrito.



Lo destacan informando que “podemos citar el caso de Bahía Blanca, que en el mes de diciembre de 2017, por ordenanza N º 19.167 emanada del Concejo Deliberante, aplicó un incremento del 37,85 % en el valor de las tarifas urbanas, llevando a 17,30 pesos la tarifa de la primera sección (la más baja), estableciéndose además un mecanismo de ajuste automático (…) que considera las variaciones en salarios, valor de unidades, y nivel general de precios, que determinó otro ajuste tarifario a partir del primero de julio de 2018, resultando en la tarifa actual de 18,95 pesos. Cabe destacar que el hecho de que una de las prestatarias del servicio público en dicha ciudad pertenezca a una sociedad con participación mayoritaria del Estado Municipal hace que las autoridades políticas no descuiden la actualización de las tarifas del transporte público, por cuanto los déficits de la empresa estatal afectan las rentas del municipio”.



Y adjuntan otro ejemplo: “… podemos exponer el caso de una ciudad más chica, como sería el caso de Punta Alta, Partido de Coronel Rosales, Provincia de Buenos Aires, con alrededor de 60 mil habitantes, (con) dos empresas prestatarias y un total de 31 unidades urbanas. En dicho municipio, y partiendo de una tarifa de 12 pesos vigente desde septiembre  de 2017  se resolvió por Ordenanza Nº 3.720 del 3 de Abril de 2018 un incremento del 50% en la tarifa, aplicando incrementos escalonados y estableciendo dos cuadros tarifarios, uno que corresponde a lo que abonan los usuarios, y otro correspondiente a lo que deben percibir las empresas, de manera que, por ejemplo, en el mes en curso (agosto), el público usuario abona 15 pesos, y a las empresas se les reconoce un boleto de 18 pesos , abonando los 3 pesos de diferencia el municipio (de aquel distrito), estando así establecido en el art. 5º de la ordenanza. Cabe destacar que la tarifa de 18 pesos determinada a principio de año no consideró las variaciones en el costo salarial emergentes del acta del 27 de julio de 2018”.



No dejan de mencionar las dos firmas concesionarias del transporte urbano de Necochea y Quequén la cuestión de las inversiones, “principalmente en unidades, para poder mantener la calidad de los servicios”.



“Atrás quedó en el tiempo la incorporación de 10 vehículos 0 km. realizada en el año 2013 y que posicionaba a Necochea en un lugar de privilegio comparándola con ciudades de características similares en la provincia”, expresan, tras lo cual acotan que “en el año en curso está siendo imposible realizar inversiones. Es imperioso recuperar el equilibrio de ecuación económica del servicio para así retomar la renovación del parque móvil. Al efecto, se proyecta en el estudio de costos adjunto, la adquisición de 6 unidades, de modelos entre 2014 y 2015, representando una tasa de renovación del 14% de la flota. Está de más decir, que estas inversiones solo serán posibles si se reconoce el costo del servicio expuesto en el estudio adjunto”.



 



 



VOCES DE NECOCHEA - JG Producciones - http://www.vocesdenecochea.com.ar