Pedido de prórroga, hasta fines de noviembre, para presentar el modelo de presupuesto municipal 2019 -

17 October 2018 08:10 PM


Frente al profundo desplome que se observa en la economía nacional, con secuelas financieras que aún son mensuradas por los expertos, que conlleva una caída en el movimiento comercial general de todo el país, la Municipalidad de Necochea enfrenta un último trimestre de 2018 con varias acciones conjuntas en atención a resolver la coyuntura, habida cuenta que se está frente a una Tesorería calificada “flaca, demasiada flaca en materia de recursos”.



Una de las tareas registradas en las últimas horas tiene que ver con la solicitud de prórroga hasta el 30 de noviembre venidero que el intendente Facundo López remitió al Concejo Deliberante para presentar a resultas de los ediles el modelo de proyecto de cálculo de recursos y presupuesto de gastos de 2019, como así también el plan fiscal e impositivo del venidero ejercicio que, se presume, informaría de más que probables aumentos en los tributos que cobra la comuna local.



El dinero municipal proviene, en esencia, de dos vías claramente definidas: la coparticipación provincial que remite el gobierno provincial, y las tasas, derechos y permisos, a lo que se suman algunos aportes afectados para obras específicas.



La decisión del Departamento Ejecutivo de requerir tal prórroga –la Ley Orgánica de las Municipalidades establece que los aludidos proyectos deben estar en manos del HCD antes de que finalice el mes de octubre- se sustentarían en dos cuestiones lejanas y distantes al acontecer institucional de Necochea pero que se los considera “indispensables” para elaborar un plan de trabajo, con cuánto se contará de dinero y cómo se lo invertirá en 2019, año electoral en que se elegirá, hay que consignar, un nuevo intendente y se renovarán en octubre próximo las mitades del Concejo Deliberante y del Consejo Escolar. Todo lo que se elija por entonces asumirán sus roles democráticos en diciembre del venidero año.



La información que a diario sigue el intendente Facundo López, al igual que el equipo de Hacienda y Finanzas Públicas que tiene a su frente al licenciado Sebastián Serrano, se cimenta en que aún el gobierno nacional no ha presentado el modelo de presupuesto 2019, con características y cualidades que estarían atadas a los recientes compromisos que asumió el Estado Federal con el Fondo Monetario Internacional (FMI).



La bien conocida decisión de reducir drásticamente el déficit del Estado federal viene marcando no sólo la economía argentina sino el pulso de la política nacional. En ese mar de institucionalidad está el municipio de Necochea.



Sin ese instrumento en la mano –el presupuesto nacional-, por citar un efecto, el resto de las provincias argentinas, entre ellas la de Buenos Aires, aún no tienen conocimiento de cuál será el nivel de distribución de recursos que producirá la administración central, con el conocido traslado de nuevas responsabilidades, con erogaciones millonarias, que el gobierno del presidente Mauricio Macri ha producido a la gestión de la gobernadora María Eugenia Vidal.



Esta circunstancia –se dice que el Congreso nacional podría debatir y resolver la cuestión a fin de mes- redunda en que la gestión de la gobernadora Vidal no tengo definido a esta altura del año los números de lo que será el presupuesto de gastos y el cálculo de recursos bonaerense de 2019, que conllevará, además, una nueva solicitud de endeudamiento, en un marco de negociaciones que, de acuerdo a lo visto estos últimos años en la Legislatura, lleva su tiempo al momento d sumar votos y alcanzar una mayoría.



Frente a esta última referencia es que el jefe comunal de Necochea y sus colaboradores están a la espera de determinar qué grado de coparticipación de recursos dispondrá el gobierno provincial para nuestro municipio, con una reducción de dinero que a cuenta gotas viene impactando –medidas varias al medio- los ingresos comunales.



A esa referencia se le añade otro aspecto de importancia política y de relaciones con el HCD local que es establecer un probable aumento en el valor de las tasas, variante que tendrá en esta ocasión el traslado del monto de valuaciones fiscales que la Provincia definió para 2019 y que Necochea aún no incluyó en las liquidaciones de las gabelas. Las diferencias podrían multiplicar dichas valuaciones fiscales hasta por 10 o 15 veces el actual valor, de acuerdo a un primer desarrollo de consultas.



Otro apunte lo ofrecería que, llevado a la práctica el régimen tributario provincial a los números del municipio de Necochea, podrían tener también cambios de relevancia las denominadas zonas en que se dividen las áreas urbanas, de acuerdo a los servicios, en una alteración que es materia de estudio entre pocos que entienden del asunto.



Todo esto sin tener ninguna conversación ni oficial ni extraoficial entre oficialistas y opositores locales para determinar el futuro valor de las tasas, para lo cual se prevé, como un inicial tratamiento, determinar el costo anual de dos servicios clave de la administración: la recolección de residuos y el sostenimiento de la oferta sanitaria pública. Estos dos ítems, más la inversión salarial, vuelven a comprender buena parte de los gastos que afronta mensualmente la comuna necochense.



El pedido de prórroga al Concejo Deliberante para elevar desde el DE el proyecto de presupuesto de gastos y cálculo de recursos del año que viene, como así el proyecto de ordenanza fiscal e impositiva, también del venidero ejercicio, llevaría una hipotética resolución de estos expedientes para fines de diciembre -¿entre las fiestas de Navidad y Año Nuevo- o para las primeras semanas de enero, tras lo cual, de haber cambios, debe llamarse a una asamblea de concejales y mayores contribuyentes.



 



 



VOCES DE NECOCHEA - JG Producciones - http://www.vocesdenecochea.com.ar